Impune, por María Torres

Publicado: 23/01/2012 en Artículos, Colaboradores
Etiquetas:

«Es evidente que el glorioso alzamiento popular del 18 de julio de 1936 fue uno de los más simpáticos movimientos político-sociales de que el mundo tiene memoria. Los observadores imparciales y el historiador objetivo han de reconocer que la mayor y la mejor parte del país fue la que se alzó, el 18 de julio, contra un Gobierno ilegal y corrompido, que preparaba la más siniestra de las revoluciones rojas desde el poder»
Estas palabras fueron pronunciadas por Manuel Fraga Iribarne en 1949. Después de leerlas cuesta creer que se le siga calificando, aun después de muerto, de figura clave en la transición hacia la democracia en España.
Cómo alguien que comenzó su carrera política en los órganos directivos de instituciones franquistas, que fue Ministro del pequeño dictador y más tarde Embajador, puede ser una pieza clave en una transición democrática. A no ser que tal transición nunca haya existido.
Lo que lamento es que haya muerto en su casa, en su cama, con las manos manchadas de sangre y sin pagar por sus crímenes.
No puedo dejar de recordar a Julián Grimau, a Salvador Puig Antich, a Francisco Granado y Joaquín Delgado, a los cinco obreros de Vitoria ( Pedro Martínez Ocio, Francisco Aznar Clemente, Romualdo Barroso Chaparro, Santiago José Castillo, Bienvenido Pereda). Y muchos más que fueron silenciados para siempre por esta figura clave de la transición democrática.
Ahora la calle es nuestra y sin duda hoy es un gran día para la “democracia”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s