De discurso en discurso y tiro porque me toca, por Peter Magnus

Publicado: 30/12/2011 en Artículos, Colaboradores

Pero la más hermosa de todas las dudas
es cuando los débiles y desalentados levantan su cabeza
y dejan de creer
en la fuerza de sus opresores.
Bertotl Brecht
(Loa de la duda)

Este mes de diciembre, además de la gran parafernalia luminaria con la que se han decorado todas las ciudades y pueblos de esta tierra en la que comienzan a sonar los tambores del pasado, hemos tenido no sé si la suerte o la desgracia de tener que oír dos discursos, que fuera de la grandilocuencia de los que los han interpretado, no eran más que un insulto a la inteligencia de los ciudadanos del “reino” en el que ya gobierna la más oscura derecha con el
beneplácito (siempre lo tuvo, véase este vídeo) del soberano, el “insigne” e “incorruptible” monarca.

El primer discurso que se nos endosó como antídoto a la crisis, o como efecto placebo para que la idiotez no hiciera demasiado mella en los descerebrados cerebros de algunos, fue el del “sin- par” M. Rajoy, un insulso orador que lee de carretilla lo que sus asesores le escriben. Sin duda el discurso (que ya diseccioné en el artículo anterior a este) oculta más de lo que dice, y poco a poco iremos descubriendo lo que esconde, pero para entonces quizás sea tarde, por eso invito a los lectores a hacer una reflexión teniendo en cuenta el verso de Bertolt Brecht que encabeza este artículo.

El segundo es todavía más, si cabe, injurioso para nuestra mentes, o al menos para una mente republicana de izquierdas (no hay que confundir el norte), una mente honesta y una mente que espera que pronto los “sin-pares” señores que patrocinan el oscurantismo político y financian la ultraderecha en este país tengan que hacer sus maletas e ir a parar donde las leyes, pero no sus leyes, sino las del pueblo, los envíen haciendo por fin justicia y librando a España de tantos chorizos y ladrones de guante blanco, palomita, y corbata que actúan como mafias. Decía que el segundo discurso ha sido el más lamentable de los dos, y este ha sido realizado como cada año por el “monarca”, el rey impuesto por un dictador al que (como se ha visto en el vídeo) el rey (entonces príncipe) rendía (rinde) pleitesía.

La cosa está bien clara, en el primer discurso se nos comunica que habrá recortes, que habrá que sacrificarse para sacar al país del atolladero en que los mercados lo han metido con el único propósito de adueñarse de todo lo nuestro (forma moderna de colonización: libre mercado, globalización, socialización de las pérdidas, privatización de las ganancias). Pero esos recortes, y ese sacrificio, se hacen mirando para abajo, no para arriba, indiscutiblemente los de arriba quedan al margen del recorte y del sacrificio: que paguen los idiotas obreros que parecen sumidos en una especie de letargo, o como si hubiesen ingerido algún tipo de excipiente narcotizante; porque hay que estar bien sedado para tragarse tanto el primero como el segundo discurso de marras sin vomitarse encima, y sin que a uno se le remuevan las tripas: ¿Hay mayor muestra de cinismo que la mostrada por ambos oradores? En el primer caso, por el intento de hacernos creer que España saldrá renovada de la crisis (gracias a la privatización de lo poco que queda público, véase listado; se acompaña a este artículo archivo PDF con la lista de privatizaciones realizadas y con las que quedan por realizar); y en el segundo, por hacer mutis por el forro el orador sobre su yerno, el señor Urdangarin, presunto culpable de agenciarse de modo fraudulento una cifra nada desdeñable de euros.

En fin, que estando yo en estas disquisiciones llegó un señor gordinflón de barbas blancas con un saco a cuestas y me endosó el discurso consumista que todo el mundo parece haber adoptado para estas fechas. Mis sospechas sobre la nueva forma de colonización del mundo se confirman.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s