Sobre las Elecciones Municipales y Autonómicas del próximo 22 de Mayo

Publicado: 19/05/2011 en Comunicados

A estas alturas del curso político, a unos días de la celebración de las elecciones municipales y autonómicas, las cosas van quedando claras: el PSOE se enfrenta a una derrota sin paliativos, ganada a pulso por la política neoliberal de sus dirigentes, que se han comprometido activamente en su papel de Estado Mayor del gran capital y sostenedor del régimen monárquico.

Izquierda Unida no va a ser, en términos generales, la referencia que aglutine el creciente descontento. Y no podía ser de otra forma, si tenemos en cuenta que muchos de sus principales dirigentes y candidatos han formado parte del embrollo consensuado que lleva respondiendo con impotencia y pragmatismo a la paulatina degradación democrática de esta monarquía podrida.

Es verdaderamente lamentable que el enorme esfuerzo de miles de militantes honrados de IU, que pelean por levantar una alternativa popular, unitaria y de progreso, lo dilapiden los Pérez, Gordo y cía., comparsas habituales de los mentideros más reaccionarios, capaces de firmar acuerdos con Esperanza Aguirre para darle el control de Caja Madrid, privatizar servicios en los Ayuntamientos y defender a capa y espada el statu quo de la España borbónica, para volverse ardorosos defensores de lo público las cinco semanas previas a la elección.

Parece que no haya cambiado nada, pero sí lo ha hecho: la rabia de las clases populares crece, asqueadas de una izquierda cobarde, sumisa y cínica. La experiencia de traiciones y engaños ha terminado por colocar a la izquierda institucional en el escenario, sin tapujos, desnuda, como el emperador del cuento. La izquierda institucional va a cosechar los frutos de años de desidia e impotencia.

Lo viejo está agotado, pero se resiste a desaparecer. Los últimos meses, en un intento de seguir con sus miserias pasadas, alguno de los dirigentes más comprometidos en estos años de colaboración, promueven agónicos intentos por evitar que la rabia  de la gente se transforme en acción y organización: mesas, redes, maquinarias de “geometría variable”, todo tipo de artificios más viejos que la tos, se han ensayado para desviar al proletariado y las clases populares de sus objetivos prioritarios. Alguno de ellos ha tenido una cierta acogida circunstancial; pero, como tantas otras veces, no pasarán de ser un pasajero desfogue de la frustración acumulada. Debemos participar en estas movilizaciones, pero hay que estar vigilantes; estamos obligados a denunciar los intentos de despolitizarlas,  porque si prosperasen llevarían a un nuevo callejón sin salida.

La derecha va a ganar. Y no por méritos propios, sino por el triste papel que ha hecho la izquierda que se sigue empeñando en atacar a un enemigo brutal con las armas del formalismo y la retórica cortesana del consenso y las buenas maneras. La izquierda institucional va a salir derrotada y habrá hecho deméritos suficientes para ello.

La derecha va a ganar, y precisamente por ello, nada más inútil que dejarse llevar por el llamado «voto útil». No debe preocuparnos que los Gómez, Gordo, Pérez o Lissavetzky cosechen lo que llevan años sembrando, si ello favorece que, tras estas elecciones, comience a surgir lo nuevo, lo que debe ocupar el puesto que hasta ahora ha usurpado esa izquierda miserable.

En esta ocasión, parecen consolidarse nuevos y firmes pasos de confluencia y unidad entre las fuerzas y las gentes de la izquierda real: no la que arrastra su miseria por los despachos, mendigando subvenciones, repartiendo canonjías entre sus brazos de madera y agachando la cerviz; no la que responde a los problemas con llamamientos a la mística de la dispersión, la que, frente al paro, propone como alternativa confusas amalgamas de tópicos y típicos mensajes anodinos (transversales, que se dice ahora); sino la que se esfuerza por organizar la revuelta, preparar el futuro (que va a ser duro, repetimos), en la calle, con la gente que está padeciendo a la oligarquía y sus lacayos, organizadamente, sin fomentar la dispersión que tanto debilita a la izquierda. Es aún una respuesta limitada, pero que apunta compromisos firmes y una futura coordinación de esfuerzos.

Esta izquierda ya empieza a extenderse: en Arévalo, Elche, Vilagarcía, Aljaraque, Cartaya, Coslada y en otros varios lugares, gentes de Izquierda Unida, MUP-R, ¡qué más da el nombre!, han incluido en sus programas propuestas de superación de la miseria actual de la política, propuestas de unidad por la República Popular y Federativa. ¿Qué otro marco puede dar perspectiva real a la lucha de la izquierda contra un enemigo poderoso que controla el Parlamento, las instituciones y una parte sustancial de la judicatura?

Lejos de lo que predica el lamentable lema electoral del social-liberalismo, el próximo 22 no se dilucidan problemas locales; no debe ser el barrio, la calle o la ciudad, el centro único de interés de la mayoría, porque, por más que sean municipales y autonómicas, en estas elecciones están en juego cuestiones generales que nos afectan a todos.

Las elecciones del 22 deben ser el inicio del combate unitario y organizado contra el enemigo común: la oligarquía y su régimen. Donde ya hay candidaturas que plasman este camino en sus programas, que nadie lo dude: es preciso apoyarlas. Donde no sea el caso, donde solo quepa elegir entre las diversas formas de la misma sumisión de siempre, tampoco se dude: mejor es que termine de desaparecer lo viejo, lo inservible, aquello que obstaculiza la unidad real, ensucia la claridad y debilita la firmeza de las propuestas. No hay voto más útil que el que refuerza la unidad de la izquierda por la República; la izquierda que mira al futuro.

POR LA UNIDAD, VOTA REPÚBLICA

Secretariado del CC del PCE (m-l)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s