Soy autónomo: ¿debo hacer huelga el 29 de septiembre?

Publicado: 24/09/2010 en Artículos, Colaboradores
Etiquetas:, , ,

Soy autónomo. Con el tiempo, y con muchas horas de trabajo y quebraderos de cabeza, he llegado a montar un taller de metal. Normalmente trabajo para otras industrias, pero también recibo encargos de comercios y alguna empresa de construcción.

Desde hace un par de años, las cosas no van bien. Algunos de mis clientes han cerrado; otros han reducido plantilla y no hacen tantos pedidos como antes. Los bares y comercios que a veces he tenido como clientes tampoco piensan en mejorar sus instalaciones. Dicen que, en el barrio, muchos trabajadores del polígono se han ido a la calle y que se ha notado el bajón en las ventas. Además, las empresas de construcción también han reducido la actividad, porque el Ayuntamiento no saca obras como antes; eso es por los recortes que decidieron antes del verano.

Pero eso no es lo peor; mal que bien, aguantamos el tirón. Siempre he respetado el convenio y mis dos empleados cumplen bien con la faena, como han hecho en los casi veinte años que llevan conmigo. Pero el problema viene por los bancos: cada vez cuesta más negociar las letras, y a mis clientes les ponen problemas con el descuento, así que tengo que hacer las letras cada vez a más largo plazo. Dicen que es porque hay muchos morosos, pero el BBVA tuvo, sólo en el primer trimestre de este año, un beneficio de 2.527 millones de euros, todo un récord según dijeron. Además, el periódico dice que los bancos europeos confían en la banca española porque tienen el aval del Estado. Claro, se pusieron a comprar solares que ahora no valen nada, y como ahora les toca devolver el dinero que les prestaron los bancos alemanes para financiar pelotazos urbanísticos, nos aprietan a los pequeños. A todo esto, he empezado a ver publicidad de una gran empresa de Madrid que se dedica a lo mismo que yo. Quiero comprar una nueva máquina para aumentar la productividad, pero resulta que me ponen unos intereses prohibitivos, ¡y eso que desde Europa y el Gobierno no hacen más que inyectarles dinero a bajo interés para que llegue a las pequeñas empresas! A los grandes, en cambio, sí les financian, y eso que les han bajado el impuesto de Sociedades; así que me parece que sólo me queda esperar a poder jubilarme antes de que me coman el terreno.

Claro que esa es otra: ahora ya están hablando de jubilación a los 67 años, y dicen que dentro de poco tiempo no habrá dinero para las pensiones. Si la cosa sigue así, veremos lo que acabo cobrando, porque parece que el 90% del Parlamento está de acuerdo en recortar gastos sociales. Pero ¿por qué no suben los impuestos a los que más tienen, a Botín, Florentino Pérez, etc., y pagan las pensiones con ese dinero? Y no es sólo lo que me pueda pasar a mí. Mis hijos han empezado a tener trabajos estables pasados los treinta años, así que no sé qué les quedará cuando se jubilen, porque cada vez exigen tener más años cotizados para cobrar una pensión más o menos digna.

Mis dos hijos han podido estudiar. Siempre han ido a centros públicos. Mi hija, que ahora es maestra, me dice que con los recortes este curso tienen más niños en clase; y, además, les han quitado los desdobles y otras ayudas para los críos que tienen más problemas. Tampoco llegan los sustitutos, porque cuando más tarden en contratarlos, más ahorra la administración. Esto me recuerda que con la sanidad está pasando algo parecido: en vez de construir hospitales públicos, parece que se han puesto de moda los de “gestión privada”. Como las contrataciones se hacen “a dedo”, pagan mucho menos a los trabajadores; y a los de mi barrio nos ha tocado ese hospital, así que ya veremos, porque no he oído nada bueno de él.

Mi otro hijo no llega a los mil euros en un trabajo que, aunque no es lo suyo, le gusta porque siempre ha sido un “manitas”. Quiere hacer un ciclo de FP para ver si así encuentra algo mejor pagado, pero resulta que ahí también han recortado las plazas, así que tendrá que quedarse como está, si no lo echan. Con la nueva reforma laboral, ahora su jefe ya no tendrá que justificar nada: basta con decir que, en el futuro, las cosas irán mal. Y encima el finiquito será más bajo, ya sólo veinte días por año.

Sacando cuentas, a mí me da lo mismo poder echar a uno de mis dos empleados por menos dinero, porque no me arregla nada; lo que yo necesito es que la gente vaya al bar y a las tiendas que me hacían encargos, que les compren a las fábricas que me hacían pedidos y que el Ayuntamiento gaste en obras que sean útiles para la gente y den empleo. Pero para eso hace falta que haya trabajo y no que despidan a la gente; hace falta que el Gobierno saque el dinero de los que más tienen y lo gaste en las pensiones, en los colegios, en los hospitales, en investigación, en viviendas baratas y en infraestructuras útiles para la sociedad y la economía.

Cada vez lo veo más claro: por mi negocio, por mis hijos y por la gente del barrio, tengo que ir a la huelga el día 29. Yo voy a echar la persiana.

Fuente: MUP-Republicanos Elx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s