Ellos no esperan, por Benjamín Lajo*

Publicado: 11/09/2010 en Artículos, Colaboradores
Etiquetas:, , , ,

Mineros asturianos detenidos tras las jornadas de lucha por la Guardia Civil en 1934.

No les falta esperar al 29 de Septiembre. Los mineros del Norte, como en todas las movilizaciones importantes que refleja nuestra Historia, además de los trabajadores del metal, siempre han sido los vanguardistas de la Lucha Obrera. Su encierro, por no cobrar sus salarios atrasados, es el mejor ejemplo de reivindicación que ni los sindicatos mayoritarios recuerdan hoy en sus discursos. Ni se ha colgado su tradicional pañuelito rojo el presidente del gobierno como hace cada año para ganar la confianza del pueblo. Este año, ha enviado al diputado Alfonso Guerra, que con su gracejo y arropado por los dirigentes de estos sindicatos “descoloridos y tibios”, han posado para la foto y que a tantos trabajadores representan.

Muchos somos los que esperamos ese día con ansiedad para gritar nuestra indignación por los sucesivos abusos que se comenten desde el poder. Por sus corrupciones inmunes. Lo uno no interfiere en lo otro. Sabemos que esos momentos de Huelga General son nuestras únicas armas para defendernos de las agresiones que “legal y democráticamente” nos dedican. Para decirles lo que no es admisible su posición y dejar patente qué es lo que nos lleva, como a estos compañeros mineros, a exaltar nuestra desesperación. También nos va a ilustrar (y cuánto) sobre la sinceridad de los líderes de estos sindicatos que ostentan un poder ambiguo en tiempos de paz tensa y que ahora parecen resurgir de las cenizas de antiguas revoluciones como si residiesen en la Franja de Gaza y desayunaran con bombardeos israelitas día sí, día también. Por mis huesos que no me lo pierdo. Apostaría más fuerte, pero el nervio no cuenta, (se da por entendido que no nos congregamos en estas magnas manifestaciones para tomar unas cañas) y con mi carne no se puede contar si no es para encontrar algún resto. Aunque aún me queda un colmillo, como a mi gato Galán.

Para refrescar la memoria de los lectores e informar a quienes no han podido estudiar con profundidad nuestro pasado, les diré que los mineros de Asturias en 1934 se levantaron contra los tiranos cedistas (CEDA) del gobierno para proclamar el Estado Revolucionario. El gobierno reaccionario envió a la Legión (ahí hizo sus pinitos de dictador Franco) junto a las tropas nómadas del Norte de África para sofocar la insurrección. En dos semanas de lucha, lograron reducirlos a cañonazos y disparos cobrándose la cifra de más de 10000 obreros que sufrieron muerte y presidio. Por cierto, después del 29 de Septiembre, cinco días más tarde de la Huelga General, se rememora la triste fecha de este genocidio de trabajadores de las minas asturianas. Esto no es nostalgia, es Historia.

Hoy, en este Siglo XXI, que debería ser mejor en todos los aspectos sociales, sólo se ha evolucionado en que somos unos impulsivos consumidores donde las clases prevalecen anacrónicas, pero reales. La desesperación no ha cambiado. Ni se ha conseguido erradicar la pobreza en la sociedad. Cuatro millones de parados, con recortes sociales que afectan a la Sanidad, a la Enseñanza, y unos gobernantes estatales y autonómicos propensos a promocionar sus estatus, no hemos mejorado mucho comparándoles con los de antaño. Maquillan adecuadamente su imagen, y, salvo contadas excepciones, todos persiguen lo mismo. Como dijo el omnipresente Fraga y ahora se oye mucho, “Los empresarios con zapatos y los obreros con alpargatas”. Pues quien les escribe las recomienda para el verano. Son cómodas y deberíamos ponerlas de moda otra vez. En honor a nuestros abuelos que con ese calzado vistieron, más que por capricho, como yo ahora, porque no tenían otro calzado mejor. Este hombre que fue ministro en los gobiernos de Franco y Arias Navarro (ya saben, el de los “pucheros” que por televisión anunció su muerte) si no firmó penas de muerte, fue cómplice de sus jefes. Es el Presidente Honorífico del Partido Popular, que dice ser democrático, y es el segundo partido del país… ¿Son la nueva CEDA? Que nos expliquen cómo amparan a un sujeto así, con una trayectoria tan lamentable. Que nos digan lo que son y no lo que parecen o aparentan, aunque muchos lo sepamos, porque a estas alturas, ya no pueden caer más bajo. Y como dijo Miguel de Unamuno, esta Huelga General es contra “Los Hunos y los Otros”.

*Benjamín Lajo Cosido es memorialista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s