Zapatero en las garras del águila, por Sil

Publicado: 18/11/2009 en Artículos, Colaboradores, Opinión
Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , ,

Los  ignominiosos acuerdos yanqui-franquistas de 1953  y sus posteriores renovaciones, tanto por  el propio franquismo como los siguientes gobiernos de la monarquía, han llevado ala oligarquía “española”  ha supeditar toda su política exterior a los intereses del  imperialismo norteamericano en prácticamente todos los terrenos, haciendo de cabeza de puente de los interese norteamericanos de cara  a América  Latina y  los países Árabes. Estos  Acuerdos incluyeron  instalaciones de bases militares y acantonamiento de militares norteamericanos  en nuestro país  y el encadenamiento de España  Al carro de guerra Yanqui. De este modo nuestro  país  ha servido de portaviones en las agresiones contra  piases  árabes  y otros por parte del imperialismo estadounidense .Del mismo modo, la entrada de España en la OTAN formó parte de los planes Yanquis asignados a nuestro país.

Leyendo el libro de Ángel Viñas que lleva por titulo el mismo que da nombre a este articulo, (editado por  Ed. Critica) ,que el autor escribió para explicar la ligazón de Aznar  y del conjunto de la oligarquía española con los intereses del imperialismo yanqui, y del ungimiento del gobierno español al carro de guerra norteamericano, decidimos denunciar las verdaderas causas de la  invasión  del imperialismo yanqui con la colaboración de la OTAN y otros países imperialistas, incluidos los lacayunos gobiernos  de España, sean estos del PP o del PSOE.

En vez de atender a la sarta de mentiras, verdades a medias  y maniobras de distracción del gobierno Zapatero y de la Sra. Chacón , y de los reaccionarios belicistas del PP, hemos seguido loas indicaciones  del mayor  y más clarividente antiimperialista de la humanidad V. I. Lenin que  indica:

“Lo mas importante para poder abordar esta cuestión  desde el punto de vista científico  es no olvidarse de la concatenación histórica fundamental, considerar cada cuestión desde el punto de vista de cómo ha surgido el fenómeno histórico dado, cuáles son las etapas principales por las que pasado en su desarrollo, y, partiendo de este punto de vista de su desarrollo, ver en que se ha convertido en la actualidad  “

Siguiendo este criterio pretendemos denunciar los turbios intereses y compromisos de la oligarquía y  del gobierno de turno y alertar  a los pueblos de España del avispero en que una vez más nos ha metido la oligarquía y el gobierno de Aznar antes, y ahora el de Zapatero y su política exterior,  pro yanqui y lacayuna del imperialismo.

También  para  llamar  a  los pueblos de España a luchar contra la invasión de Afganistán por parte  del imperialismo  Yanqui  con la colaboración del gobierno español y otros, pues siguiendo la máxima de Carlos Marx  “    Un pueblo que oprime a otro pueblo, no puede ser libre”. La solidaridad internacionalista de los pueblos es una necesidad vital  para todos los pueblos dominados por el imperialismo

La invasión de Asia Central tiene antecedentes históricos que recordamos de manera somera.

Desde el siglo XIX  Gran Bretaña, invadió Afganistán intentando controlarlo como ruta hacia la India,  sin llegar a conseguirlo del todo, llevándose una soberana tunda por parte de los intrépidos afganos, como los denominaba Federico Engels, el cual   denuncio la aventura colonial inglesa y defendió ya en aquel entonces los derechos e intereses del pueblo afgano  contra la criminal rapacidad inglesa de la época.

La actitud rusa  con Afganistán  ha variado en función de sistema social imperante en la propia Rusia. Durante  la época  zarista fue una actitud de competencia con Inglaterra por el control de la zona. La revolución bolchevique  rompió  con esta  actitud  y fue el gobierno Afgano el primero en reconocer  al gobierno obrero de los Soviet. Durante unos cuarenta años los gobiernos soviéticos  ayudaron al desarrollo de Afganistán, haciendo grandes progreso  y alejando al imperialismo  Ingles.

Con el llegado al poder de los revisionistas Kruschovistas, la  ayuda  dejó de ser desinteresada y se realizaron  múltiples maniobras y chalaneos para tener la zona controlada. El revisionista  y social imperialista  Leonidas  Breznhef  acabó invadiendo Afganistán  con más de 600.000 soldados  para impedir que  pasara la zona a la influencia  Norteamericana  como está actualmente.

Todos los cambios  económicos realizados durante décadas, condujeron al pueblo afgano a realizar  cambios políticos culminando en la instauración de su primera república de corte progresista en 1978.Dicha república realizó  una serie de cambios y reformas  en interés de  las clases populares como promover  el reparto de las tierra de los terrateniente  y la ayuda a los campesinos, alfabetización  de la población ,incluso de las mujeres  a  las que quitó la obligación de llevar velo etc…en general muchas medidas de carácter anti feudal. Medidas todas ellas que fueron derogadas por los Talibanes  adiestrados por la CIA americana, el  servicio de inteligencia paquistaní (ISI) y por agentes de Arabia Saudí, los cuales acabaron con todas estas reformas a sangre y fuego, devolviendo a Afganistán  al oscurantismo feudal  y al tribalismo.

La geoestratégica (control de la zona y del tránsito en la misma) y los recursos naturales y energéticos  son  las causas  fundamentales que  han llevado a loa imperialistas yanquis y otro a invadir  a Afganistán, cuando no han podido controlarlo por medios pacíficos. El control sobre los cada vez más escasos  recursos mundiales de energía fósil  es uno de los mecanismos  con el que los hasta ahora hegemonistas americanos  intentan controlar a sus competidores  imperialistas  europeos y asiáticos.

Hace casi cien años  decía Lenin :

“Pero el reparto del mundo  entre dos trusts fuertes no excluye, naturalmente un nuevo reparto si se modifica la relación de fuerzas  a consecuencia de la desigualdad del desarrollo, de las guerras, de las quiebras, etc.

La industria del petróleo nos ofrece un ejemplo instructivo de intento de un nuevo de intento de un nuevo reparto de este género, de la lucha por conseguirlo——

“El mercado petrolero del mundo — escribía Jeidels, en 1905 — aun actualmente se halla repartido entre dos grandes grupos financieros: el trusts …..norteamericano ‘Standard Oil C.ƒ’, de Rockefeller, y los dueños del petróleo ruso de Bakú Rothschild y Nobel. Estos dos grupos están íntimamente ligados entre sí, pero su situación de monopolio se halla amenazada, hace ya algunos años, por cinco enemigos:[*] 1) el agotamiento de los yacimientos norteamericanos de petróleo; 2) la competencia de la firma Mantaschev en Bakú; 3) los yacimientos de Austria; 4) los de Rumania; 5) los yacimientos de petróleo transoceánicos, particularmente en las colonias holandesas (las riquísimas firmas Samuel y Shell, enlazadas también con el capital inglés). Las tres últimas series de empresas están relacionadas con los grandes bancos alemanes, con el más importante de ellos, el “Banco Alemán”, al frente. ……

Empezó lo que en la literatura económica ha sido calificado de lucha por el “reparto del mundo”. ….. ­­­­­­Los capitalistas reparten el mundo, no como consecuencia de su particular perversidad, sino porque el grado de concentración a que se ha llegado les obliga a seguir este camino para obtener beneficios; y se lo reparten “según el capital”; “según la fuerza”; otro procedimiento de reparto es imposible en el sistema de la producción de mercancías y del capitalismo……  La época del capitalismo moderno nos muestra que entre los grupos capitalistas se están estableciendo determinadas relaciones sobre le base del reparto económico del mundo, y que, al mismo tiempo, en conexión con esto, se están estableciendo entre los grupos políticos, entre los Estados, determinadas relaciones sobre la base del reparto territorial del mundo, de la lucha por las colonias, de la “lucha por el territorio económico”. “El imperialismo fase superior del capitalismo. Lenin”.

Vemos, como Lenin caracterizaba ya al imperialismo, como  una época de feroz lucha entre  los principales grupos monopolistas de la época por el saqueo y control de los recursos energéticos y de materias primas del planeta. Estas certeras reflexiones de Lenin tienen en la actualidad más vigor si cabe, que cuando fueron  enunciadas. La lucha de las multinacionales  yanquis  por el control mundial del petróleo es el recurso obligado de dicho imperialismo  contra las potencias europeas  y asiáticas.

La zona centro asiática  posee las de características que la hacen objeto de la codicia imperialista. Tiene enormes recursos energéticos y está en una de las zonas de poso más estratégicas del planeta. El verdadero objetivo de la invasión  es el saqueo de  los recursos  Afganos (gas, petróleo, minerales  etc.…)  y el control  de la distribución de dichos recursos hacia otros países como Japón China, India o hacia Europa.

Las mentiras  más difundidas  por los gobiernos de Aznar y de Zapatero y por los medios apologéticos de la guerra y de la invasión son tan  burdas que la única manera que tienen para hacerlas creíbles, es utilizar técnicas  goebelianas  de repetir y divulgar la mentira en todos los medios  hasta “convertirlas “en verdades. En  honor a la verdad, tenemos que decir  que algún profesional lucido, ha llamado a la  retirada de avispero  en que nos han metido los yanquis  y los intereses de la oligarquía  “española”.

Empezando a desmentir, es falso que Afganistán  ha sido siempre un país islámico retrogrado, y por el contrario el pueblo afgano ha contado con magníficos  luchadores por la libertad la igualdad y el progreso y contra  sus  reaccionarios internos. ¡Le recuerdo al Sr Zapatero que nosotros hemos  tenido nuestros curas Merinos  y peores ¡.En  realidad han sido los americanos los que han dado su apoyo a los sectores más reaccionarios y oscurantistas como son los Talibanes ,jefes de tribus  y señores de la guerra.

La CIA reclutó a los grupos de fanáticos islamistas mucho antes de que los rusos intervinieran en Afganistán. En 1986  la CIA en colaboración con  el ISI paquistaní recluta  radicales  islámicos. Estados  Unidos fomentó el fundamentalismo islámico para derrocar al gobierno instalado por la revolución de 1976 .La intervención  de los americanos fue contra los cambios democráticos  y mucho antes de la invasión rusa y no después de esta como pretende la propaganda mediática  pro intervencionista.

Robert Gate antiguo director de la CIA ha confirmado en sus memorias que:

“La intervención de la  CIA se  produjo 6 meses antes de que las tropas soviéticas          entraran en Afganistán, el 24 de diciembre de 1978”

El ex consejero norteamericano de seguridad  nacional, asesor de la presidencia en la época de Carter  y fundador de la trilateral Igor Zbigniew Brezinsky dijo que la intervención:

“Empezó el 3 de junio de 1979 cuando el presidente Carter firmó la primera directiva sobre la resistencia clandestina  a los  oponentes del régimen pro soviético  de

Kabul”

Aunque esta es la fecha oficial de la intervención, en realidad los americanos llevaban años apoyando a los opositores al régimen  de Kabul, que eran los elementos más retrógrados de  la sociedad afgana (jefes tribales, terratenientes fundamentalistas islámicos, ladrones y delincuentes de toda laya).

De nuevo Brezinsky dice:

“Nosotros no forzamos a los soviéticos  a que intervinieran, pero aumentamos a sabiendas  las probabilidades de que lo hicieran”.

William Casey, director de la CIA durante la era Regan convenció al gobierno Saudí,

para que financiase  a los muyahidin  del mismo modo que lo estaba haciendo la CIA.

Todos los fondos para el entrenamiento se canalizaban a través de los servicios de inteligencia paquistaní ISI. Durante  los años 1980, la CIA  y  los servicios secretos paquistaníes ISI  gastaron dos billones de dólares en armar  a los muyahidines.

Otra mentira difundida por los medios  Pro imperialistas de manera repetitiva es  que Afganistán siempre ha sido un narco-estado, por lo cual merece ser invadido.

La historia  desmiente todas estas patrañas  de los agresores  e indica la responsabilidad Yanqui  en el aumento del tráfico de heroína.

Cuando se inició la esta operación  en 1979 Afganistán sólo cultivaba opio para  el mercado regional y no había producción de heroína. En menos de dos años la zona fronteriza de Pakistán-  Afganistán se convirtió en la principal productora de heroína del mundo, suministrando el 60% de la demanda USA. Simultáneamente, en Pakistán,

Donde prácticamente no había adictos a la heroína en 1979, pasó a tener 5000 en 1981 y 1.2 millones en 1989, el mayor crecimiento jamás registrado en cualquier nación.

Michel Rupert ex oficial de la policía antinarcóticos norteamericana, recuerda que, al contrario de lo que se cree, Afganistán  no producía opio “Antes de 1980, Afganistán producía 0% del opio mundial”. Esto es, tras siete años de intervención de la CIA, hacia 1986 ya se producía el 40% de la heroína mundial .En 1999 fabricaba mas de 3200 toneladas de heroína al año, aproximadamente el 80% de la producción  mundial.

Entre los años 2000-2001 los Talibanes  acabaron con este negocio y la producción pasó a tan sólo 185 toneladas, un 94% de reducción  y un duro golpe para los proyectos de la CIA  y para el flujo de dinero negro lavado por los bancos occidentales.

También  nos mienten  al decirnos que  la intervención de la CIA y de Estados  Unidos acabó cuando los rusos abandonaron Afganistán. La  salida de las tropas rusas de Afganistán fue dirigida por los muyahidin, los señores feudales y los señores  de la guerra que habían sido armados por  Estados Unidos a través  de  Pakistán. Esto sumió al país en un caos absoluto enfrentándose entre ellos y realizando todo tipo de desmanes contra la población civil.

El principal grupo muyahidin fue la Alianza del Norte que estaba formada principalmente por uzbecos y tayikos, mientras  que los  actuales talibanes son en su mayoría miembros de  tribus pastunes, además de extranjeros, fundamentalmente procedentes de países árabes, que llegaron para ser entrenados y para combatir en Afganistán. Tanto los de la Alianza del Norte como los talibanes, fueron armados  por la CIA  para luchar contra los rusos. En 1996 la Alianza del Norte fue derrotada por los talibanes que impusieron  orden, si bien con sus posturas retrogradas. Este “orden talibán “ fue apoyado por Estado Unidos  y  por los servicios secretos paquistaníes ISI.

Los lideres talibanes  viajaron a Houston, Texas, para ser recibidos por los ejecutivos de la compañía petrolera UNOCAL. Con la autorización secreta del gobierno de Estados Unidos, la compañía ofreció a  los talibanes  una aportación generosa del petróleo y del gas  que seria transportado a través del  oleoducto  que iban a construir.

Washington apoyó a los talibanes desde 1994 con la idea de que estos facilitarían la construcción por parte de UNOCAL de un oleoducto que atravesaría Afganistán, por tanto los responsables de la existencia y mantenimiento de los talibanes son EEUU y Arabia Saudita. Toda esta información está bien documentada en el libro de Ahmed

Rashid  “los  Talibanes”, que es un experimentado periodista sobre Asia y en el gran juego,

Gran Juego denominaba a las manipulaciones las potencias imperialistas para controlar la zona de  Sir H. Duran virrey ingles de la India  y responsable de la  artificial división entre Pakistán y Afganistán  por la línea  Duran  que tantos problemas está dando ahora mismo.

Respecto a la violación de  los derechos humanos  o de la falta libertad para la mujer por parte de los talibanes, un diplomático norteamericano declaró cínicamente: “Podemos vivir sin eso”. Y desde luego que viven sin eso, no  hay más que ver como los mismos derechos humanos  se violan en Arabia  Saudí y en los emiratos árabes  y otros regimenes  reaccionarios  y brutales sin ningún problema siempre que respetasen los intereses yanquis, y  además como fueron utilizados  esta falta de derechos, demagógicamente, para justificar la invasión. Tanto el gobierno Yanqui como la multinacional petrolera norteamericana UNOCAL mantuvieron estrechas relaciones con los talibanes, hasta poco antes del ataque.

La invasión no se realizó para luchar contra el terrorismo como pretenden hacernos creer los medios apologéticos del imperialismo. Lo hizo  como hemos dicho por los rapaces intereses geoestratégico del imperialismo Según Hugh Pope periodista del The  Wall  Street Journal  nos dice que UNOCAL se había asegurado un tratado especial con los talibanes pora construir un oleoducto.

El 12 de febrero de 1998 John Maresa, vicepresidente de de UNOCAL, en unas declaraciones realizadas ante un comité en la Cámara de Representantes de EEUU recordó que:

“La región del Mar Caspio contiene enormes reservas de hidrocarburos sin explotar, una gran portes situadas en la cuenca del propio Mar Caspio. Las reservas totales de petróleo de la región podrían llegar a alcanzar una cifra superior a los sesenta mil millones de barriles de petróleo, aunque algunas estimaciones hablan de 200,000 millones….

—– Una opción seria construir un oleoducto hacia el sur, desde Asia Central hasta el Océano Indico….La única opción posible es cruzar Afganistán…”

UNOCAL no era la única empresa interesada  en la explotación del pastel. La empresa Argentina Bridas lo intentó antes  y también  la norteamericana  Central Oil and Gas Industry estaba lista para invertir en la extracción de gas y petróleo y a construir una refinería de gas  y petróleo en el país. La autopista energética  cuyo trazado figura en el  libro de Brezezinsky “El gran ajedrez” estaba proyectada pues desde hacia años.

Pero los talibanes no se  dejaron controlar todo  lo que los americanos deseaban, y se negaron a aceptar los términos que se les pretendían imponer para la construcción de la autopista energética de UNOCAL,que iba a llevar  el petróleo y el gas desde el Mar Caspio (Turmekistan) pasando por el centro del país y por Pakistán hasta el golfo de Omán. Los  Yanquis  exigían cambios  sustanciales en el gobierno de Kabul tal como querían las multinacionales del petróleo. Veamos como lo planteó el presidente de UNOCAL

“La construcción de nuestro proyectado oleoducto no puede empezar hasta que se constituya un nuevo gobierno. A pesar de todo, una ruta que atraviese Afganistán parece ser la mejor opción con los menores obstáculos técnicos  posibles (…).Dicha ruta acercaría  Asia  Central  a los mercados asiáticos y por lo tanto seria la ruta más  barata en términos del transporte del petróleo “.

Cuando los Talibanes dejaron de servir  a sus interese, Estados Unidos planteó la invasión. Para ello utilizaron la coartada  de la guerra contra el terrorismo, contra Ben Laden  y Al Qaeda  tras el supuesto ataque de este a las Torres Gemelas. Pero ya estaba todo planeado desde hacia tiempo como hemos visto anteriormente.

Se considera erróneamente que la invasión de Afganistán fue un acto de legalidad internacional, pero el Consejo de Seguridad de la ONU  de Septiembre  2001 no mencionó jamás a Afganistán, ni autorizó atacar el país. Los Estados Unidos  formaron una coalición de países para dar la apariencia de legitimidad a la invasión. Collin Powell hizo el 18 de marzo las siguientes declaraciones “Hay otras 15 naciones que por una  u otra razón no quieren ser nombradas pero que apoyan a la coalición”. Solo  un cínico  con alma de esclavo sumiso puede realizar tamaña declaración  y otras como las que justificaban los ataques a Irak.

La fuerza internacional de asistencia a la seguridad (FIAS), fue autorizada por la ONU pero estuvo desde el comienzo dirigida por el Comando  central americano. Mas tarde la FIAS pasó  a estar bajo control de la OTAN, pero en la práctica la situación es la misma, pues las fuerzas de la OTAN dependen del mando norteamericano y su Comandante es siempre un general norteamericano.

No podemos dejar de hablar del ataque sin denunciar  las  atrocidades cometidas por los invasores, tanto contra la población civil  a la que se ha bombardeado  incluso con armas biológicas como el ántrax   y uranio empobrecido y también de las masacres contra prisioneros como la matanza de 800 prisioneros en noviembre del 2001 en Mazar-i-Sharif que se rebelaron debido alas torturas que sufrían a manos de agentes de la CIA. Y otras igual de horribles.

El actual  presidente de Afganistán  Hamid  Karzai  antiguo empleado de UNOCAL y actual  testaferro de la misma empresa, fue  seleccionado el 22 de diciembre de 2001 por los Estados Unidos en una parodia de democracia con el aval de la “comunidad internacional”. El mundo entero sabía que este títere era un antiguo empleado de la petrolera californiana UNOCAL, además de  haber colaborado con los talibanes  en las negociaciones para establecer el oleoducto. También  era conocido y ha salido en todos los medios que su hermano  es uno de los mayores traficantes de heroína del mundo.

Este oscuro y antipatriota (mejor seria llamarlo vende patria), tras la invasión no controlaba ni siquiera un tercio del territorio y nunca ha luchado por la salvación de su país, sino por sus propios intereses. El  masivo fraude electoral que ha realizado este individuo colaborando en la pantomima de elecciones, muestra  que tipo de democracia quieren los invasores yanquis, la Sra.  Chacón y el gobierno Zapatero para aquel sufrido pueblo.

El  servilismo del gobierno español  ante el patrón Yanqui raya en el ridículo mas baboso, cuando Zapatero apuesta  fuerte por Afganistán en la corte imperial  de Obama, realizando su  puesta de largo y acto de conciliación  con el amo ofendido por sacar las tropas de Irak.

No Sr. Zapatero, Vd. No apuesta por el pueblo Afgano, su apuesta  es por  las migajas que el imperialismo Yanqui permite  recoger a la oligarquía española (léase las 35 del Ibex ). Pero su falso anti belicismo que lo ha llevado al gobierno lo podrá sacar del mismo cuando los pueblos de España descubran su falacia.

La  Fuerza Internacional de Asistencia a la seguridad en Afganistán ISAF se nos ha presentado de manera fraudulenta como una fuerza de mantenimiento de la paz, tan cacareado por Zapatero y compañía. Fraude cada vez menos creíble, dado la evolución de los hechos. En el 2005 la OTAN estuvo buscando que algunos países destacasen soldados fuera de la capital. Inicialmente solo el gobierno alemán aceptó. Pero a  continuación el gobierno español también aceptó enviar tropas a la  región de Herat, donde poco des pues murieron 17 soldados y el gobierno español ofreció colaboración directa del ejército español con el norteamericano. Ya sabemos  Sr. Zapatero que entre capitalistas el que paga manda.

Es una obligación  internacionalista de los trabajadores y los pueblos de España, el exigir la retirada inmediata de las tropas  españolas  de Afganistán, como  hicimos en el caso de Irak

¡Fuera tropas  invasoras de Afganistán!

¡No al imperialismo yanqui ¡

¡No  a lacayuna oligarquía “española” ¡

¡Viva la heroica resistencia del pueblo Afgano ¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s